Las 10 palabras españolas que los angloparlantes quieren en sus diccionarios

Cuando a un extranjero le dicen “España” ¿qué se le viene a la cabeza? la respuesta es fácil: tapas, fiesta, botellón… y lo typical spanish más típico que no hay fuera de nuestras frontera y que, digámoslo también, todos querrían exportar. Por eso hoy vamos a hablar de esa lista de palabras que tenemos en el diccionario del castellano y que no se pueden traducir, porque al final aprender un idioma no significa solamente memorizar el traductor, sino saber esas palabras que no tienen traducción (valga la redundancia).

Veamos las más comunes:

  • Botellón: traducido literalmente sería: “big bottle”, o botella enorme. Pero esta palabra va más allá, es algo así como “drink outside”, comprar bebida y beberla con tu grupo de amigos.
  • Insultos: y aquí vale cualquiera. Los españoles tenemos una lista larga de palabras para insultar, de “palabrotas” cuando nos cabreamos. Ésas sí que son imposibles de traducir, porque ¿cómo le dirías a un inglés “vaya mala leche”?
  • Agujetas: no existe traducción literal para esta palabra. Son dolores de músculos después de hacer deporte… de ahí que nos envidien con este término tan específico “made in Spain”.
  • Desvelado: imaginad contar en la oficina de trabajo que has estado despertándote varias veces por la noche. ¿No sería mejor tener una palabra que lo defina? Otra más para que los angloparlantes inventen.
  • Friolero: O tienes frío o algo está frío, pero para alguien que siente frío enseguida no existe palabra en inglés.
  • Caluroso: y lo mismo pasa con el “caloret” español.
  • Bodega: ese lugar donde se conserva el vino, pero también nos reunimos, comemos, bebemos… en inglés se traduce como winery.
  • Tapas: ¿alguno habéis escuchado alguna vez a un “guiri” pronunciando esta palabra? seguro que sí, porque les encantan las tapas y es la única manera que existe parta referirse a ellas.
  • Siesta: el sueñecito, nap para los extranjeros. Pero que en realidad no es una traducción literal, es la palabra más parecida que tienen para referirse a nuestra siesta.
  • Vergüenza: traducido al inglés como “shame”, pero los extranjeros se asombran de la “vergüenza ajena” de la que tanto hablamos, del “de de la vergüenza” Y todas esas expresiones que usamos con esta palabra.

 

banner-ebooks-750x150

01/12/2015Level - difficulty 1